Todos , incluida yo, en algún momento nos hemos sentido confundidos y perdidos, experimentamos cambios importantes en la vida en un momento u otro. Estos grandes momentos de cambio a menudo conllevan una gran crisis y con ella una gran transformación. Comprender que se trata de un ciclo con sus fases ayuda a vivirlo de una forma más tranquila.

El cambio a menudo nos hace sufrir, genera incertidumbre y el no saber qué va a pasar nos da miedo, sentimos vértigo. Por eso, muchas veces no es bienvenido, sobre todo si se trata de cambios que no hemos elegido.

Nos guste o no, el cambio es una constante que nos acompaña a lo largo de toda la vida.

Martha Beck, en su libro “Encuentre su propia estrella Polar”, explica esos grandes procesos de cambio utilizando como metáfora el proceso de metamorfosis que experimenta una oruga que se transforma en mariposa .

Todos experimentamos varias metamorfosis a lo largo de nuestras vidas, cambios profundos que implican asumir una nueva identidad. Del niño al adolescente, del adolescente al adulto… Pero incluso siendo adultos nuestra identidad sigue sin ser permanente ya que continuamente vivimos cambios (grandes o pequeños) ya sea en nuestro estilo de vida, lugar de trabajo, estado civil…

Martha Beck lo denomina metamorfosis humana, un proceso común y necesario en cualquier gran transformación que, en general, implica un gran estrés emocional y suele ser bastante duro. Por eso te quiero compartir las distintas etapas que atravesamos durante un proceso de transformación y cómo actuar en cada una de ellas para afrontar este cambio de manera más sencilla según Martha Beck.

 

LAS 4 FASES DE UNA GRAN TRANSFORMACIÓN

 

FASE 1: «Muerte y Renacimiento».

 

En esta fase del cambio, algo «muere» en nosotros y para que nuestra vida avance debemos experimentar un «renacer».

Durante esta fase, nos vamos despojando de nuestra vieja identidad o al menos de los aspectos de esa identidad que ya no nos resultan útiles para afrontar una nueva etapa en la vida. Esta es, quizás, la etapa más difícil porque sentimos como nos diluimos, perdemos esa identidad que nos ha acompañado durante años y nos sentimos confundidos, como si el suelo que siempre nos ha sostenido se tambaleara. Sentimos que nuestro mundo se desmorona, que lo estamos perdiendo todo. Podemos resistirnos pero la transformación ya ha empezado.

¿Qué hacer durante esta etapa para afrontarla mejor?

En esta etapa de disolución podemos sufrir, luchar contra nuestros sentimientos, tratar de recuperar esa vida que hemos perdido o saltar inmediatamente hacia una nueva etapa sin pasar todo el proceso, pero no funciona así.

Estrategias que funcionan mejor:

Trata de centrarte en el momento presente, sin dejarte llevar por la añoranza del pasado o los temores hacia el futuro. Si no eres capaz de mantener este estado de forma constante trata de crear períodos de 10 minutos donde lo hagas de forma intencional. Acepta tus emociones, respeta tu proceso y hazte consciente de que algo ya no funciona.

Mímate. Haz esas cosas que te hacen sentir bien: un baño, escuchar música que te guste. Concédete esos momentos de pequeños placeres

Busca apoyo, personas que hayan pasado por un proceso o alguien que te aporte luz. A veces es necesario contar con ayuda de un profesional.

Permítete sentir dolor y llorar. Los procesos de cambio conllevan procesos de duelo.

La disolución no es algo que haces; es algo que te pasa. Lo mejor que puedes hacer es relajarte y, sobre todo, confiar en el proceso.

 

FASE 2: «Sueño y planificación».

 

El cambio de la primera a la segunda etapa lo marca el momento en el que se enciende una luz de esperanza, cuando empiezas a ver las posibilidades y a soñar con todo lo que vendrá.

Comienzas a imaginar lo que quieres hacer a continuación y soñar con quién quieres llegar a ser. Te empiezas a sentir cómodo con tu nueva identidad hasta que poco a poco te vas a encontrar preparado para pasar a la acción, pero en esta etapa toca soñar y planificar.

Es posible que necesites hacer visible exteriormente tu cambio interior y te cortes el pelo, reformes la casa, te apuntes a un curso… El cambio se va haciendo más real.

 

¿Qué hacer en esta segunda etapa para trascenderla de la mejor manera posible?

Esta es la etapa de soñar y de aclarar tus ideas. Algo que te podría ayudar para hacerlo es crear un Vision Board o mapa de sueños.

Una vez que tengas tu mapa de sueños, lo que debes hacer es tratar de conectar mentalmente con esa vida o esas experiencias que te gustaría lograr o incluso con esa persona que te gustaría llegar a ser, lo mejor es hacer visualizaciones y conectar con las emociones que tu cambio te generará.

Lo siguiente será crear la hoja de ruta, el plan que te llevará a conseguirlo.

La esperanza no solo necesita de voluntad sino de un plan en el que confiar.

  

FASE 3: «La saga del héroe».

 

En esta etapa comenzamos a ejecutar el plan que habíamos diseñado en la fase 3 para alcanzar la vida con la que soñamos, nuestro nuevo yo.

Es habitual que nuestro plan requiera correcciones a medida que lo vamos ejecutando, pues a menudo, las cosas no salen como habíamos previsto. La fórmula prueba – error – prueba forma parte de este proceso. Ten paciencia y persiste.

Recuerda que esta es la fase de implementación, aquí cuenta lo que hacemos cada día, la fase en la que se establecen las rutinas diarias. ¿Qué tengo que hacer cada día y qué tengo que dejar hacer?

En esta etapa la motivación por alcanzar tu «nuevo yo» está a full y tienes que saber que se van a presentar obstáculos en el camino que a veces te harán dudar, confía en ti.

 

¿Cuáles son las claves en esta etapa?

Ser flexible. Saber que existe una gran posibilidad de que las cosas no salgan como esperabas, al menos en el primer intento. Recuerda todo lo que ya has logrado y continua.

Re-Ajustar tu hoja de ruta. Un buen plan contempla modificaciones, revisa y reajusta.

Estar dispuesto a comenzar de nuevo. Si un plan falla, tal vez tengas que retroceder en las etapas. Aquí es indispensable reconocerte como humana y ser tu mejor amiga.

Persistir.  Es la clave del éxito en cualquier proceso de cambio. Y para hacerlo crea tu diario de logros y cuando creas que vas a abandonar échale un vistazo.

 

A veces el camino no es ni bonito, ni fácil. Pero merece la pena.

 

 

FASE 4: «La tierra prometida».

 

Se completa el ciclo de cambio.

Esta fase es la recompensa a todo el proceso que has atravesado previamente. Tu nueva identidad está completa y te permite alcanzar un nuevo estado en tu vida. Te sientes pleno y realizado.

Ahora es el momento de enfocarse en la gratitud por todo lo que has logrado.

Trata de hacer pequeñas mejoras continuas para  disfrutar cada día de esa vida que has logrado alcanzar.

No es posible saber cuánto permaneceremos cada uno de nosotros en esta fase placentera porque a todos nos espera un cambio a la vuelta de la esquina. ¿Cuándo y cómo será? No se sabe.

 

 

En ocasiones no conseguimos completar el ciclo.

Algunas personas se quedan atrapadas en una de estas etapas, sufren un revés en la vida y se quedan en la etapa 1, se quedan vacías y confundidas, pierden esa identidad que tenían y no consiguen reinventarse, no consiguen recuperar la ilusión para crear una nueva realidad. Luego, hay personas que se atascan en la etapa 2, sueñan con esa vida, pero nunca pasan a la acción, por miedo o por quedarse esperando a que todo sea como antes. Y los hay que toman acción, que pasan a la etapa 3 y no consiguen esos resultados que soñaban y abandonan antes de alcanzar la tierra prometida, tiran la toalla.

No todos los procesos de cambio son iguales.

El cambio puede ser maravilloso si no dejas que las etapas más difíciles puedan contigo, recuerda que el cambio es necesario si quieres seguir creciendo.

 

 

Ya lo dijo Ortega y Gasset:

“La vida es un gerundio y no un participio; no estamos hechos del todo sino que nos vamos haciendo”

 

Te acompaño en tu proceso: TÚ eres única y tu proceso es tratado de manera individualizada a través de las sesiones personales nos ocuparemos de resolver tu problema y llegaremos a la raíz que lo causa. Tú pones el objetivo. Yo pongo la estrategia y el método. Te acompaño en tu proceso de transformación e iremos definiendo juntas cada paso, no estás sola. Pregúntame sin compromiso o agenda tu sesión de valoración gratuita.

Conoce todas las herramientas y recursos que he creado para ti. Comienza el camino del autoconocimiento, aprende a indagar en ti, a observarte, escucharte, atenderte… Comprende porqué ves el mundo como lo ves y todo lo que puedes hacer al respecto. Tienes todo en la pestaña «recursos».

Si aún no formas parte la comunidad TCCA y quieres seguir trabajando en ti para elevar el nivel de satisfacción que tienes con tu vida, te invito a que te suscribas y de paso te descargas mi ebook “12 pautas para vencer el miedo al cambio”. Recuerda que en Instagram y Facebook te comparto herramientas a diario.

Puedes escucharme en «SOY HUMANA», el podcast de @tucambiocomienzaaqui en el que cada semana hablaremos de todo aquello que nos preocupa a diario y que de alguna manera nos impide ver todo aquello que sí funciona, que sí va y que sí tenemos. En cada episodio hablamos de cómo lidiar con todo eso que, de alguna manera nos bloquea, nos limita y nos hace olvidar que somos human@s.

 

 

¡PRÓXIMAMENTE!

«TRABAJAR EN MÍ». El libro para las personas que hacen lo que pueden con lo que tienen.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más