La forma en la que sientes, piensas y vives tu vida, son el resultado de tu programación mental. Tu mente, de forma similar a una computadora, contiene programas que le indican a tu cerebro cómo debe procesar la información y cómo debe operar para producir resultados concretos, esos programas mentales son tus CREENCIAS.

Son las instrucciones que tu cerebro usa para filtrar los millones de bits de información que recibe constantemente y llevarte a pensar cómo piensas, sentirte cómo te sientes, comportarte como te comportas y vivir la vida que vives. 

Pero cuando cambias tus creencias tu cerebro cambia también, tanto a nivel funcional como estructural, nuevas áreas son estimuladas, creas nuevas conexiones y empiezas a pensar diferente, sentir diferente, actuar de forma diferente y a vivir de manera diferente.

Te voy a mostrar cómo funciona y vas a aprender las dos formas científicamente demostradas de dominar tus procesos mentales, estimular tu maquinaria neuronal, cambiar todas esas creencias inconscientes que te limitan y reprogramar tu mente.

Lo primero que debes saber es que todos tus programas están alojados en tu mente inconsciente, te pongo un ejemplo de un programa que tú ya tienes instalado el programa caminar.

Cuando quieres caminar ese programa se ejecuta en tu inconsciente, tu cerebro recibe instrucciones muy detalladas de como mover las extremidades, las articulaciones, que musculatura tensar y en qué momento, cómo mantener el equilibrio, cómo cambiar ritmos y todas esas instrucciones suceden automáticamente tú no tienes que pensar en nada, sucede por sí mismo. Es como si tu mente hiciera doble clic en el icono de caminar y tras ello obtienes un resultado, caminas. 

 

Exactamente lo mismo sucede con tus programas mentales, cuando se ejecutan, le indican a tu cerebro qué tiene que hacer automáticamente para producir un resultado concreto, y esos programas mentales son tus creencias.

 

Puede que tengas el programa “ganar dinero es muy difícil” o el programa “no hago nada bien” o el programa “algo malo está apunto de suceder”. Estos programas contienen instrucciones muy detalladas que le ordenan a tu cerebro que produzca ese resultado que el programa dicta. 

El programa “ganar dinero es muy difícil”  te lleva a la escasez y la carencia, ese es el resultado, el programa “no hago nada bien” te lleva a la baja autoestima y el programa “algo mala está a punto de suceder” te lleva a la preocupación patológica, a la ansiedad y a la negatividad. 

Tu cerebro no tiene más remedio que seguir las instrucciones dictadas por tus creencias inconscientes, esos programas están ahí para producir resultados muy concretos cada vez que se ejecutan. 

Tú no piensas en el resultado, tu inconsciente se encarga de todo para producirlos sin que tú te des cuenta, así que si tu vida no es lo que tú quieres que sea, es muy posible que el problema esté en los programas, en tus creencias. 

Si quieres cambiar el rumbo de tu vida tienes que cambiar tus creencias, tienes que REPROGRAMAR TU MENTE y tú puedes hacerlo, puedes dirigir este proceso.

 

¿Cómo? Aprendiendo a programar todos esos programas que te están limitando por una programación mental alineada con tu visión de vida. Tienes que crear una nueva programación y con ello vas a modificar tu percepción e interpretación de la realidad, tu pensamiento, tus sentimientos, tu comportamiento y tus resultados.

Aunque tus programas mentales están alojados en la mente inconsciente, para instalarlos, tienes que hacerlo desde la mente consciente, tienes que enfocar tu atención y repetir conscientemente. 

 

AUTORREFLEXIÓN

 

ATENCIÓN Y REPETICIÓN CONSCIENTE.

Continuando con el ejemplo de caminar, antes de instalar este programa en tu inconsciente tuviste que descargarlo con repetición consciente, tus primeros pasos los dabas con mucho cuidado y enfocando toda tu atención, toda tu conciencia, estabas plenamente presente. Cada paso le iba entregando nueva información a tu mente y a tu cerebro, y con repetición consciente descargaste el programa caminar. Codificaste esa información en tu arquitectura cerebral y ya no tienes que hacer ese gran esfuerzo de atención para ver dónde va cada pasito. Ahora puedes caminar sin necesidad de utilizar ningún recurso cognitivo y te ahorras tener que aprenderlo una y otra vez.

Este es el mismo proceso para descargarte cualquier programa mental:

ATENCIÓN Y REPETICIÓN.

Tu programación mental es el resultado de la información que más repetidamente recibes, dale a tu cerebro información nueva y repite.

 

¿CÓMO LE DAS NUEVA INFORMACIÓN A TU CEREBRO?

Hay dos maneras de hacerlo:

La primera es darle información a tu cerebro a través de los SENTIDOS, esto lo llamamos CONOCIMIENTO: un libro, un vídeo, un taller, un curso, una conversación, una experiencia de vida…

La segunda es recibir informacion del PENSAMIENTO y esta información que nosotros mismos generamos lo llamaremos INTENCIÓN.

 

CONOCIMIENTO E INTENCIÓN

Tu cerebro no distingue entre el conocimiento exterior y la intención que creas desde dentro, no conoce la diferencia entre lo que te llega de fuera, a través de los sentidos, y lo que te llega de la propia mente con tus pensamientos, tus recuerdos y tu imaginación.

La información recibida, el CONOCIMIENTO, es muy fácil de adquirir y en esta era de la información, lo más importante para escoger el conocimiento que realmente necesitas es preguntarte de quién te llega, de quién la recibes.

Escoge a tu MENTOR, esa persona que ha llegado a dónde tú quieres llegar y es como tú quieres llegar a ser. El mentor perfecto es esa persona que ya conquistó eso que quiere transmitirte a ti. Cuidado de que no te den “gato por liebre”, escoger un buen mentor es un proceso que requiere un equilibrio perfecto entre racionalidad y emoción.

Una vez que hayas encontrado a tus mentores, esas personas de las que quieres aprender, recibe información de ellos de forma constante, lee todos sus libros, mira todas sus vídeos, asiste a sus cursos, sus conferencias… consume todo el conocimiento que comparten y hazlo constantemente, de forma repetida, repetición consciente. 

Esos mentores van a acelerar tu crecimiento, el conocimiento que te transmiten, va a ir modificando tus esquemas mentales, la forma en que percibes tu vida y tu comportamiento, y te van a acercar a esos logros que ellos ya obtuvieron. 

La segunda forma de darle nueva información a tu cerebro es la que te llega de dentro, la información autogenerada por tu intención. 

 

¿QUÉ PUEDES HACER PARA CONTROLAR LA INFORMACIÓN AUTOGENERADA?

Tienes que aprender a controlar intencionalmente tus procesos de pensamiento, así es como adquieres el pleno dominio de la información que tu cerebro recibe.

Cada pensamiento que pasa por tu cabeza transporta información por los distintos circuitos de tu cerebro y los modifica en tiempo real, con cada pensamiento las neuronas aprenden a conectarse y crean nuevos circuitos y la única forma de controlar este proceso intencionalmente es dominar tu ATENCIÓN.

 

INTENCIÓN Y ATENCIÓN van de la mano.

Cuando no tienes dominio intencional de tu atención, como le suele pasar al 95% de las personas, tu cerebro siempre va a llevarse la atención hacia aspectos de tu vida que te preocupan y te causan miedo, aspectos negativos, se va a poner a darle vueltas una y otra vez a pensamientos que te angustian, recuerdos dolorosos, cosas que puede que pasen y te dan miedo y tu mente se queda ahí dando vueltas y vueltas porque no tienes dominio de tu atención, no sabes como salir de ese laberinto mental. 

¿Y sabes que sucede cuando tu atención está todo el tiempo inmersa en esa negatividad mental?

Como todos esos pensamientos son información para tu cerebro se van a integrar en tu red neuronal, tu cerebro va a consolidar sinapsis, va a reforzar las conexiones neuronales de la negatividad y tú vas a seguir pensando más y más de lo mismo, vas a crear un cerebro programado para estar siempre rastreando amenazas y te pasarás la vida en la ansiedad, el agobio y la preocupación.

Pero cuando dominas tu atención puedes sacar a tu mente de esos bucles de negatividad y reactividad ansiosa y puedes decidir dónde enfocarte intencionalmente.

Tu atención intencional hace que nuevas neuronas se conecten para asegurar una comunicación fluida y eficiente, y con REPETICIÓN esas neuronas van afianzando esos enlaces electroquímicos y así es como, poco a poco, tu mentalidad cambia por completo. 

Tu mente deja de enfocarse en los aspectos negativos de tu vida y comienza a orientarse hacia el crecimiento y la posibilidad.

La mejor forma de entrenar tu atención es entrenando la meditación MINDFULNESS, es un entrenamiento de la atención muy sencillo que sólo lleva unos minutos al día. En cuanto comienzas a practicar a diario, vas a darte cuenta de que recuperas tu capacidad de dominar tu atención y vas a notar que puedes salir fácilmente de toda esa negatividad mental y enfocarte intencionalmente en donde tú decides.

Otra forma científicamente demostrada de crear desde dentro esta información intencionalmente para transportarla por los circuitos cerebrales y reprogramar tu mente son las AFIRMACIONES POSITIVAS y te tengo preparado un artículo donde te cuento como crear tus propias afirmaciones y cuando realizarlas para que sean más efectivas.

 

De corazón espero, que todo lo que comparto, te ayude a iluminar allí donde más oscuro se ve.

Un abrazo.

 

¡Únete al canal de TELEGRAM! Un espacio en el que te compartiré herramientas y recursos para reflexionar, crecer y evolucionar juntas. Espero que se convierta en esa ventana dónde poder encontrar un poquito de luz que ilumine allá donde más oscuro se ve.

Te acompaño en tu proceso: TÚ eres única y tu proceso es tratado de manera individualizada a través de las sesiones personales nos ocuparemos de resolver tu problema y llegaremos a la raíz que lo causa. Tú pones el objetivo. Yo pongo la estrategia y el método. Te acompaño en tu proceso de transformación e iremos definiendo juntas cada paso, no estás sola. Pregúntame sin compromiso o agenda tu sesión de valoración gratuita.

Conoce todas las herramientas y recursos que he creado para ti. Comienza el camino del autoconocimiento, aprende a indagar en ti, a observarte, escucharte, atenderte… Comprende porqué ves el mundo como lo ves y todo lo que puedes hacer al respecto. Tienes todo en la pestaña «recursos».

Suscríbete a la newsletter y descárgate el método«El camino de regreso a mí. un viaje de vuelta». Con este método, te invito a no quedarte en lo obvio, a leer entre líneas, a rascar en la superficie y mirar qué hay detrás de todo lo que te rodea, de tus reacciones, de las experiencias y situaciones que repites y se repiten en tu vida.

Recuerda que en Instagram y Facebook te comparto herramientas a diario.

Puedes escucharme en «SOY HUMANA», el podcast de @tucambiocomienzaaqui en el que cada semana hablamos de todo aquello que nos preocupa a diario y que de alguna manera nos impide ver todo aquello que sí funciona, que sí va y que sí tenemos. En cada episodio hablamos de cómo lidiar con todo eso que, de alguna manera nos bloquea, nos limita y nos hace olvidar que somos human@s.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más