Equivocadamente nos identificamos con eso que pensamos, sentimos y hacemos, cuando en realidad, se trata de «una sola parte de todo lo que somos».

 

•Charles Tart lo llamaba «Estados de identidad».
•Roberto Assagioli «Subpersonalidades».
•Carl G.Jung hablaba de Arquetipos, la sombra y su teoría de los complejos.
•Eric Berne «Estados del yo»

En lugar de afirmar «soy insegura» es más real y justo decir «hay una parte de mí que se siente insegura».

En lugar de afirmar «soy una envidiosa», «hay una parte de mí que siente envidia».

Una parte de mí es celosa, una parte de mí posterga, es vengativa, está resentida…

 

El trabajo interno consiste en reconocer cada uno de esos «yoes», desidentificarnos, saber cómo y cuándo se manifiestan para así poder administrarlos y educarlos. Roberto Assagioli lo llamaba «Psicosíntesis» (aunque se trata de un concepto mucho más amplio).

Descubrir que eso que odio, me incomoda, me disgusta, me causa malestar… Es solo «una parte de mí», me hace recuperar una mirada más amplia hacia mi persona, más compasiva, más comprensiva, más empática, completa y justa. Descubro que me he venido identificando con una única parte de todo lo que soy.

 

ELEGIR CÓMO SER

 

«Ni somos siempre los mismos, ni todo el tiempo», según en qué entornos o compañía nuestra forma de actuar, nuestro léxico, nuestro lenguaje corporal, el tono de voz, la forma de estar… ¡VARÍA! y esto lo hacemos de forma totalmente automática, incluso de forma inconsciente.

Estos cambios se perciben mucho mejor cuando uno es testigo de ellos en lugar de protagonista.

TAREA: Te invito a que la próxima vez que estes con amigo o amiga tomando algo, observes estos cambios cuando reciba una llamada de teléfono del trabajo, de su madre o de su pareja. Estoy segura de que podrás observar como su tono, su forma de hablar y hasta incluso su postura y lenguaje corporal, varía de alguna forma.

Elegimos cómo ser en cada momento, de forma consciente o inconsciente. El trabajo sobre uno mismo consiste en elegirlo de forma consciente.

Y la pregunta es «Entonces, ¿Por qué no somos como nos gustaría?»

Hipersintetizado: Porque no lo sabemos, porque no creemos que sea posible, porque pensamos que estamos determinados, porque el «yo soy así» es muuuuy cómodo, porque nI siquiera nos lo preguntamos, y un largo etcétera.

Luchamos para reprimir esas partes «mal vistas» (a nuestros ojos o a los de los demás) en lugar de preguntarnos el motivo por el que están ahí, de qué nos protegen y en qué nos pueden ayudar. Hasta que no reconozcamos cada una de nuestras partes permaneceremos divididos, incompletos; esto nos quita fuerza, nos quita poder, disminuye nuestras opciones.

El reconocimiento nos permite contar con cada una de nuestras partes, nos hace tener más posibilidades para responder ante las situaciones que se nos presenten, alcanzar un “yo” más integrado y fuerte. Hasta que no reconozcamos cada una de nuestras partes no podremos elegir y decidir de forma consciente, nos veremos queriendo ir en una dirección y nuestra vida se moverá en otra.

Nos va a permitir convivir de forma consciente con nuestra luz y con nuestra oscuridad y nos permitirá hacernos cargo de nuestra autoeducación (administrar y domesticar cada uno de nuestros yoes)

La clave: R E C O N O C I M I E N T O

RECONOCER = 1. ‘Identificar’, ‘someter a examen o reconocimiento’, ‘admitir como cierto o legítimo’ y ‘agradecer’.

 

Tal y como te conté en el artículo de «la sombra»: Con nuestras partes negadas construimos al enemigo, percibiendo en él sólo aquellos aspectos que nos resultan insoportables en nosotros mismos, convirtiéndose así en el espejo de nuestro propio Yo: odiamos a nuestro enemigo en la misma proporción en que odiamos ciertos aspectos de nosotros mismos.

 

Si quieres comenzar a elegir de forma consciente cómo ser, hay tres conceptos que necesitas conocer y aplicar:

 

1. AUTODETERMINACIÓN

Ni etiquetas, ni roles, ni comparaciones, ni «tengo que», ni «debería»…

Yo determinó cómo ser en cada momento. Nunca es tarde para reinventarme, cambiar de opinión o «nacer de nuevo»; las veces que considere y las que sean necesarias.

¿Cómo quiero ser?
¿Cómo me gustaría verme?
¿Qué imagen quiero tener de mí?

 

2. CARÁCTER AUTOFORJADO

El carácter se va imprimiendo, grabando y modificando a lo largo de nuestra vida, No es algo fijo.

El carácter autoforjado es un concepto del tahoismo que rescata la psicología transpersonal y que da nombre a «lo que hago yo de mí con lo que me ha sido dado».

Y ese, es el verdadero trabajo sobre uno mismo.

 

3. AUTOEDUCACIÓN (AUTOAPRENDIZAJE)

Dotarnos de herramientas, de recursos, de estrategias funcionales, de conocimientos que nos ayuden en nuestro día a día, desarrollar nuestras habilidades y capacidades, crear/desarrollar una «autoridad interior»

Y lo más importante, administrar cada una de nuestras partes:

¿Cuál de mis partes quiero nutrir?
(Aceptar, cuidar, atender)
¿Qué partes de mí quiero rescatar?
(Reconocer, desarrollar, expresar)
¿Cuál de mis partes necesito domesticar? (Reconocer, aceptar, atender, regular)

 

¿CÓMO COMENZAR EL TRABAJO?

 

Algo imprescindible para trabajar en uno mismo es conocernos en profundidad, y esto no se consigue con la pregunta «¿quién soy?», para conocer todo eso que soy, la pregunta más justa y realista es «¿cómo soy?».

¿Cómo soy cuando me enfado?
¿Cómo soy cuando cuando tengo miedo?
¿Cómo soy cuando me siento insegura?
¿Cómo soy cuando estoy enamorada?
¿Cómo soy en el trabajo?
¿Cómo soy cuando me siento feliz?

Todo eso habla de mí y de cómo estoy siendo hoy/ahora.

A conocer cómo y cuándo se manifiestan cada una de esas partes que más nos incomodan o nos causan malestar, nos puede ayudar llevar un autorregistro diario:

Debes tener en cuenta cada una de las áreas de tu vida y qué parte o partes de ti se expresan en ellas, es decir, cómo eres en cada una de esas áreas (trabajo, amigos, familia, formación, deporte…)

Por ejemplo, ¿cómo actúas cuando te enfadas en el trabajo?

Registra tu respuesta:

Situación (Qué ha pasado)
Pensamiento (Qué pienso, como razono o no)
Emoción (Qué siento)
Conducta (Qué hago, cómo me expreso, cuál es mi tono de voz, cómo es mi lenguaje corporal)

Ahora compara,

¿Cómo actúas cuando te enfadas en casa en una situación similar?

 

Ponerle nombre a cada una de nuestras partes nos ayuda a desidentificarnos de ellas, nos permite observarlas de una forma más objetiva y esto nos facilita el trabajo de elegir cómo ser.

Todo esto habla de mí y de cómo estoy siendo hoy. A partir de ahí comenzamos a decidir:

– Cómo no quiero ser más.
– Cómo quiero ser.
– Qué voy a empezar a hacer.
– Qué voy a dejar de hacer.

 

El «darme cuenta» de mis mecanismos (rasgos, partes, yoes), aunque me desidentifique de ellos, no hace que me desligue de ellos; me hago responsable de ellos, me hago cargo, yo estoy al mando.

  • ¿Qué lo detona? (situación, gesto, palabra…)
  • ¿Cómo lo siento en el cuerpo?
  • ¿Qué pensamientos me vienen?
  • ¿Cómo me hacen sentir esos pensamientos?
  • ¿Cuál es la emoción dominante?
  • ¿En qué parte del cuerpo la siento?
  • ¿Cómo sé que se trata de esa emoción?
  • ¿Cómo eso me hace actuar?
  • ¿Cuáles son las consecuencias?

 

Responder a estas preguntas nos ayuda a descubrir el circuito que sigue cada rasgo, me ayuda a poner atención a lo que acontece, a todo eso que se mueve en mí, para ir poco a poco incorporando pequeñas variaciones que me permitan romper el patrón. Ser yo quien hace uso del rasgo y no a la inversa.

A veces, será doloroso reconocer en uno mismo aspectos que uno creía no tener, sin embargo, es necesario hacernos conscientes de ellos, entender que se expresan y manifiestan según lo que acontece, que eso no soy yo pero que a su vez, está en mí y que yo estoy al mando. Conocerlos bien me permitirá su domesticación, expresarlos dónde y cuándo yo decida que son necesarios y funcionales.

Este entrenamiento, que diría que dura toda la vida, precisa de mucha paciencia con uno mismo, autoobservació, autocompasión y práctica, mucha práctica.

 

«Comienza a ser ahora lo que serás de ahora en adelante» – Williams James –

 

De corazón espero, que todo lo que comparto, te ayude a iluminar allí donde más oscuro se ve.

Un abrazo.

 

Ya está a la venta «TRABAJAR EN MÍ». Una guía que te ayuda a identificar y transformar cada uno de los comportamientos y conductas que te vienen saboteando, en recursos que te impulsen y te ayuden a ver tu realidad desde otro lugar.

¡Únete al canal de TELEGRAM! Un espacio en el que te compartiré herramientas y recursos para reflexionar, crecer y evolucionar juntas. Espero que se convierta en esa ventana donde poder encontrar un poquito de luz que ilumine allá donde más oscuro se ve.

Te acompaño en tu proceso: TÚ eres única y tu proceso es tratado de manera individualizada a través de las sesiones personales nos ocuparemos de resolver tu problema y llegaremos a la raíz que lo causa. Tú pones el objetivo. Yo pongo la estrategia y el método. Te acompaño en tu proceso de transformación e iremos definiendo juntas cada paso, no estás sola. Pregúntame sin compromiso o agenda tu sesión de valoración gratuita.

Conoce todas las herramientas y recursos que he creado para ti. Comienza el camino del autoconocimiento, aprende a indagar en ti, a observarte, escucharte, atenderte… Comprende porqué ves el mundo como lo ves y todo lo que puedes hacer al respecto. Tienes todo en la pestaña «recursos».

Suscríbete a la newsletter y descárgate el método«El camino de regreso a mí. un viaje de vuelta». Con este método, te invito a no quedarte en lo obvio, a leer entre líneas, a rascar en la superficie y mirar qué hay detrás de todo lo que te rodea, de tus reacciones, de las experiencias y situaciones que repites y se repiten en tu vida.

Recuerda que en Instagram y Facebook te comparto herramientas a diario.

Puedes escucharme en «SOY HUMANA», el podcast de @tucambiocomienzaaqui en el que cada semana hablamos de todo aquello que nos preocupa a diario y que de alguna manera nos impide ver todo aquello que sí funciona, que sí va y que sí tenemos. En cada episodio hablamos de cómo lidiar con todo eso que, de alguna manera nos bloquea, nos limita y nos hace olvidar que somos human@s.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Leer Más